¿Es necesario el reportaje fotográfico para potenciar la venta directa?

By Sandra Otero

La importancia de un buen reportaje fotográfico para potenciar tu venta directa es fundamental. Por ello, es necesario realizar constantes sesiones fotográficas para mostrar a los potenciales clientes las características y servicios de tu hotel. Una buena imagen transmite credibilidad, confianza y calidad.

El objetivo es mostrar una realidad del Hotel lo más apetecible posible, el poder de las fotografías tiene que ser captar la atención del cliente y convertir una visita a tu página web en una reserva.

Toda estrategia de marketing online para hoteles debe ser muy visual, y es importante que cuente con fotografías de alta calidad.

Las sesiones deben estar perfectamente organizadas y planificadas, contando siempre con los mejores profesionales. Nuestros puntos clave a la hora de llevar a cabo un reportaje fotográfico para un Hotel son los siguientes:

Dependiendo del tipo de Hotel realizaremos un reportaje con mayor o menor número de fotografías y nos centramos en los siguientes pasos:

  • Tipologías de Habitaciones: Doble, doble superior, Junior Suite, etc. Las fotos de las habitaciones en la página web del hotel afectan directamente a las decisiones de reserva. La habitación es el lugar donde el huésped pasará más tiempo, y deben realizarse fotografías con distintas perspectivas teniendo en cuenta además que los detalles de limpieza, orden y decoración tienen vital importancia.

  • Servicios mostrar todos los lugares que ofrece el Hotel: Piscina ext. piscina int. Restaurante, cafetería, jardines, pista de tenis, gimnasio, sala de conferencias, spa, etc.

  • Zonas comunes: Recepción. La recepción del hotel es el primer y último lugar al que se dirigen los clientes, una buena fotografía con varias perspectivas no puede faltar.

  • Exteriores: Son puntos estratégicos para que el usuario complete su experiencia vacacional, Parking, jardines, zona de juegos infantiles, alrededores del hotel.

Aspectos técnicos.

  1. Como principal premisa establecemos que los espacios se fotografíen tal cual el huésped los encontrará. No falsear la imagen con elementos decorativos adicionales.
  2. Evitar fotografiar gente a no ser que sean modelos. Nunca niños.
  3. Retoque de imágenes. Teniendo en cuenta las características anteriores el retoque posterior de las imágenes será el mínimo, pero estará sujeto a las indicaciones del diseñador web.
  4. Armonía y coherencia. Todas las imágenes deben estar bajo un mismo estilo en cuanto a técnica para que el diseño de la página web sea coherente y armónico.

A lo largo de nuestra trayectoria, diseñando páginas web y comentando con nuestro equipo creativo lo importante que es la calidad de las imágenes para el proceso de diseño procesando bien las imágenes, que no se alteren los colores, buenos encuadres, etc. es importante pensar también en el fotógrafo y que el Hotel colabore en su trabajo para que todo vaya rodado.

Es muy importante facilitar el trabajo a los profesionales, es por ello que el Hotel debe estar en prefecto estado el día de la realización del reportaje fotográfico:

Habitaciones.

  • Camas con sábanas y almohadas perfectamente estiradas, sin arrugas.

  • Encender y llenar el jacuzzi. Usar el jabón para producir espuma en el momento de la toma.

  • Ocultar todos los cables (excepto los de las lámparas), por ejemplo el cable del TV.

  • Si hay plantas, deben ser cuidadosamente limpiadas, evitando cualquier rastro de polvo. Si hay hojas en mal estado, quitarlas.

  • Esconder el mando a distancia, el directorio telefónico y todos los elementos que se encuentran sobre la mesita o mesa de centro y que no aporten en la composición visual de la fotografía.

  • Abrir las cortinas. En caso de tener persianas, deben estar abiertas.

  • Escoger las mejores toallas para los baños, de tal manera que no estén arrugadas o deshilachadas.

Restaurante.

  • Mesas cuidando al detalle cada elemento, servilleta, cubiertos, vasos y copas.

  • Mantelerías perfectamente estiradas, evitando arrugas.

  • Sillas perfectamente colocadas.

Piscina.

  • Tumbonas colocadas de forma ordenada, alineadas entre sí.

  • Poner en las tumbonas las toallas que el hotel ofrece a sus huéspedes.

  • Gestionar la logística necesaria para hacer las fotos sin huéspedes dentro de la piscina o usando las tumbonas.

  • Asegurarse de que en la foto no salgan charcos que se generan alrededor de las piscinas evitando además las huellas de pies mojados.

Estas fotografías supondrán la clave para captar la atención del usuario, y por eso es necesario que a través de ellas se muestren todas las fortalezas del Hotel. El fin de estas fotografías es el de proyectar la imagen más real  del Hotel para incentivar la venta directa.